lunes, 27 de diciembre de 2010

Con Cariño, Carmen cuento mio publicado en la revista mexicana Cuadrivio)


Con cariño, Carmen

Publicado el 03. nov, 2010 por en Cuento, Literatura

Ilustración: Valeria Hernández ©



1
A Carmen la conocí hace quince años en la guagua de unos hermanos chinos que estudiaban en mi colegio. Después de clases los chinos conchaban por la ruta comprendida entre el Parque Independencia y Los Kilómetros. Cuando digo que eran chinos, no me refiero sólo a que eran de origen asiático, sino a que habían nacido en una provincia de China continental y habían emigrado con sus padres al país. Al igual que muchos chinos, sus padres llegaron engañados a Santo Domingo pensando que llegaban a Miami o a Puerto Rico. Según me contaban, el dinero que hacían con la guagua les servía para pagar la mensualidad del colegio y completar el alquiler del segundo piso donde residían junto al resto de su familia. Como vivían próximos a mi barrio de vez en cuando les pedía que me dieran bolas hasta mi casa. A Carmen la conocí uno de esos días. En una esquina de la Correa y Cidrón la diviso con uniforme de colegio, con botas Doc Martens y con el pelo tan negro y tan largo que recuerda a la versión caribeña de la cantante Alanis Morrisette, famosa en esa época. Al ver que le hace señas a los carros públicos, le pido a los chinos que se detengan a recogerla y éstos frenan, dan reversa, le tocan bocina, y ella, sin pensarlo mucho, hala la puerta corrediza, entra preguntando si estamos conchando, y tan pronto le contesto que sí, ella se deja caer en el asiento. Aunque prefiere el Heavy Metal me cuenta que la ha afligido el suicidio de Kurt Cobain. ¿En serio?, le pregunto. Tengo tres días llorando de corrido, me dice. Justo cuando le anuncia a los chinos que se queda en la próxima esquina, le pregunto si me puede dar su número de teléfono; ella contesta que no. Le pregunto entonces si desea que la acompañe a su casa; dice que no de nuevo, de una manera educada y amable, que quizás no es ni amable ni educada, pero como ya me empieza a gustar Carmen entonces lo siento así.

Leer "Con Cariño, Carmen" aquí.